BTV: una televisión digna de Barcelona

09/07/1998

por J. M. Baget Herms en "La Vanguardia"

Se cierra la primera temporada de la nueva Barcelona Televisió (BTV) que ha generado algunas polémicas tanto por sus planteamientos como por el déficit superior a lo previsto acumulado a lo largo de estos últimos meses. Aunque ambos aspectos no pueden disociarse por completo, es evidente que una aventura tan rompedora como BTV no podrá prescindir del soporte económico de las instituciones -el Ayuntamiento en primer término- ya que su rentabilidad, si llega a producirse, será a largo plazo y en un mapa audiovisual más coherente y puesto al día del que sufrimos hasta ahora.

La rentabilidad de BTV hay que buscarla aquí y ahora en su propuesta audaz, que arranca en una tecnología avanzada en un contexto -las emisoras locales- que hasta ahora se caracterizaba precisamente por la precariedad de sus recursos técnicos. Las noches temáticas que se han labrado rápidamente un notable prestigio, las cápsulas emitidas en multidifusión, los sermones laicos de Carles Flavià, la enigmática pecera y las películas de calidad sin cortes publicitarios son algunas propuestas que difícilmente se encuentran en las cadenas generalistas e incluso en las minoritarias (TVE2 y Canal 33) y constituyen el mejor aval de la tarea emprendida por Manuel Huerga y su equipo de colaboradores.

La imagen de marca de BTV arrastra alguna herencia del pasado que quizá no se resolvió con suficiente decisión en su momento. Las entrevistas de Joan Barril, por ejemplo, rompen esa línea por su carácter blando y convencional. Del coautor de aquel excelente programa de Canal 33 que fue "L’Illa Del Tresor" cabía esperar un tratamiento más experimental de un género como la entrevista que también se presta a las innovaciones. BTV ha de apostar decididamente por este nuevo modelo con visión de futuro y desmarcarse así de una competencia con las emisoras autonómicas y ya no digamos de ámbito estatal que sería absurda y donde además llevaría todas las de perder. Barcelona se merece esta televisión.


© 2008, ManuelHuerga.com | este website usa SPIP