Videomaton Show

Fue el medio más directo de participación de los barceloneses en la cadena y el programa más popular de BTV. Los videomatones fueron unos aparatos situados en distintos puntos de Barcelona que disponían de una cámara donde cualquiera que echara 100 pesetas en la ranura de la cámara puedía grabar un mensaje de un minuto con la idea de que después fuera emitido. Los había de todo tipo: de felicitación, de amor, para dar a conocer secretas habilidades, de protesta. Todo cabía. El protagonista -o protagonistas- podían verse luego en la pantalla entre cápsula y cápsula, o bien en el programa "Videomatón Show", que incluía todos los jueves una selección de las intervenciones más meritorias.

© 2008, ManuelHuerga.com | este website usa SPIP